Qué es la bioenergética

El Análisis Bioenergético es una terapia psicocorporal para ayudar a la persona en sus problemas emocionales desde una perspectiva de unidad corporal, emocional y mental. Es un enfoque encuadrado en la llamada Psicología Humanista.

La Bioenergética trabaja corporalmente para lograr la sanación de las personas y llegar al conflicto psicológico a través del análisis de las corazas corporales y el desbloqueo de las mismas a través de liberar las emociones profundas y logren expresar los sentimientos por medio de estrategias corporales que permiten la expresión emocional

El objetivo del análisis bioenergético es contribuir con la persona a volver a su cuerpo para que pueda, desde allí, disfrutar de la vida. Esta práctica incluye el trabajo corporal y su lenguaje en el proceso analítico, haciendo de esta modalidad terapéutica un abordaje mental y corporal de los problemas emocionales. La tesis básica es que uno es su cuerpo y si el mismo no cambia, uno tampoco cambia; por consiguiente es necesario trabajar el cuerpo.

El objetivo del Análisis Bioenergético es:

  • Devolver el movimiento, la vida, a lo que está rígido. Busca reequilibrar la tonicidad muscular, restablecer una respiración fluida y profunda, para promover una respuesta emocional más plena y más ajustada a la situación vital. Para ello es imprescindible proporcionar a quien está en tratamiento una comprensión que le permita salir del conflicto.

  • Ayudar a contactar con la propia energía, a reconocer zonas de tensión, a aumentar el registro de sensaciones, a conectar con nuestras emociones y a facilitar su expresión A tomar contacto con el cuerpo y proporciona a nivel corporal la posibilidad de desmantelar las corazas y máscaras que vamos construyendo a lo largo de la vida.

  • Aumentar nuestra energía, ampliar la respiración y el estado vibratorio del cuerpo.Estimular a la persona para que respire más hondo y se conecte con sus sentimientos y emociones.

  • Ayudar a sentir emociones y a expresar sentimientos, a tomar contacto con los bloqueos para que la energía pueda volver a circular y la persona quede libre para su proceso de cambio.

  • Lograr tener a la persona enraizada, o sea que mantenga los pies plenamente afianzados en la tierra, lo que a su vez significa que la persona sepa, desde esa conciencia corporal que mantiene, quién es y dónde se encuentra parada. La persona se encuentra conectado con las realidades básicas de la vida, con su cuerpo y con su sexualidad.

  • Ayudar a la persona a abrir su corazón a la vida y al amor, pretende recuperar su naturaleza primaria que es el estado de ser libre, actuar espontáneo.

  • Devolver el poder personal, la versatilidad (capacidad de adaptarse con rapidez y facilidad a distintas funciones, para el cambio).

  •  Contribuir a que sea una persona madura: con cabal sentido de la realidad

La Bioenergética tiene sus raíces en el psicoanálisis de Freud y en la vegetoterapia de Wilheim Reich, uno de sus discípulos. Reich se dio cuenta, en su práctica clínica, que hablar de los conflictos era insuficiente para resolverlos. Así, en la década de 1930 incorporó el trabajo con el cuerpo como instrumento terapéutico. Básicamente profundizaba en la respiración para ampliarla y para mejorar e intensificar la vivencia emocional. Posteriormente, en la década de 1950, Alexander Lowen, discípulo y paciente de Reich, quiso ir más allá en su terapia e inició un proceso de trabajo personal que lo llevó, juntamente con John Pierrakos, a desarrollar lo que hoy conocemos como Análisis Bioenergético.

Lowen partió de la movilización de su propio cuerpo. Se dio cuenta de que la producción de energía a través de la respiración y el metabolismo, y la descarga de energía en el movimiento son funciones básicas y que, para solucionar los conflictos emocionales, eran necesarias intervenciones corporales más activas y un análisis de la historia psicoemocional más profundo de los que realizaba Reich. También afirmó que el cuerpo y la mente son una unidad y funcionalmente idénticos, es decir: lo que afecta a la mente afecta al cuerpo, y lo que afecta al cuerpo afecta a la mente.

Alice Miller plantea que el conflicto entre lo que sentimos (nuestras emociones) y sabemos (nuestra razón), y los que nos gustaría sentir para cumplir con las normas morales que muy tempranamente interiorizamos, está almacenado en nuestro cuerpo.

En nuestro cuerpo se guarda toda nuestra historia desde que estamos en el vientre materno hasta el día de hoy. El cuerpo es el guardián de nuestra verdad, porque lleva en su interior la experiencia de toda nuestra vida y vela porque vivamos con la verdad de nuestro organismo.

Las diversas etapas de crecimiento de la vida de una persona conllevan situaciones conflictivas, e incluso traumáticas, como pueden ser falta de comprensión, rechazo, desamor, hostilidad, manipulación, etc. por parte de personas significativas. La niña o el niño intentan protegerse de estas experiencias dolorosas con defensas psicológicas como la negación, la proyección, la represión, etc. y con defensas corporales como es, por ejemplo, tensar la musculatura y las articulaciones de la zona emocional que está en juego. Con los años, estas defensas se convierten en patrones de conducta inconscientes que representan los problemas emocionales que los originaron. Estos patrones son mecánicos, han perdido relación con la situación que los causó y limitan la vida de la persona en el presente.

Si los viejos conflictos y las rigideces corporales son excesivos, se manifestarán trastornos psicológicos y psicosomáticos como inseguridad, miedos, depresiones, fobias, estados de ansiedad y angustia, insomnio, taquicardias, asma y otras disfunciones respiratorias, trastornos sexuales, adicciones, etc.

La Bioenergética trabaja corporalmente para lograr la sanación de las personas y llegar al conflicto psicológico a través del análisis de las corazas corporales y el desbloqueo de las mismas a través de liberar las emociones profundas y logren expresar los sentimientos por medio de estrategias corporales que permiten la expresión emocional

Estas corazas musculares se construyen como fortalezas. Son conductas defensivas, mecanismos de defensa, que nos protegen de los sentimientos y sensaciones que nos ponen en peligro, porque nos conectan con nuestras debilidades originadas generalmente en la niñez y se actualizan como verdaderas armaduras musculares.

Al establecerse como corazas, estas armaduras impiden a las personas estar enraizadas y las llevan a permanecer fuera de contacto con la realidad y consigo mismas.

El concepto de enraizamiento es el punto fundamental de la teoría de Lowen. Significa tener los pies sólidamente plantados en el suelo o estar completamente en contacto con él.

El proceso terapéutico busca enraizar a las personas para conectarlas con la realidad, permitiéndoles liberar o descargar la energía.

El Análisis Bioenergético propone un tratamiento de los niveles físico, emocional y psíquico. Trabaja con el cuerpo para profundizar la respiración, distender las tensiones musculares crónicas y movilizar la energía retenida. Estas intervenciones estimulan la aparición de los movimientos e impulsos anteriormente evitados, así como los recuerdos, imágenes y afectos asociados. Por lo tanto, es ayudarnos a lograr un contacto más profundo con nuestras emociones y necesidades, a conocernos más en nuestros aspectos esenciales y a poder expresarnos de acuerdo a nuestra voluntad, o sea, a ser realmente dueños de nosotros mismos

Buena parte del trabajo consiste precisamente en profundizar la respiración y realizar ejercicios para poder desestructurar las corazas, ya que la respiración es la proveedora de energía la que nos pone en contacto con los sentimientos, y en aumentar el “grounding” (“enraizamiento” en la propia interioridad y en el mundo exterior). Se refiere a “cómo tenemos los pies en la tierra”, “cómo nos paramos frente a la vida”, cuán “bien plantados” estamos o cuán “en el aire” estamos. Se procura sensibilizar y fortalecer las piernas y proporcionar lo que podríamos llamar un buen “polo a tierra”.

La persona que no respira profundamente reduce la vida de su cuerpo y lo mismo ocurre si no se mueve con libertad. Igual sucede si no siente plenamente y si reprime la expresión de su personalidad.

Nuestro cuerpo sufre una serie de consecuencias por el hecho de negar o reprimir las emociones y los sentimientos, experiencias vividas que por ser dolorosas, porque no se expresan, se transforman en tensiones y bloqueos y quedan acumuladas en nuestro cuerpo…

Cada tensión muscular crónica del cuerpo lleva asociada tristeza, miedo y rabia. Por temor a demostrar esos sentimientos se produce un bloqueo que luego se va incrementando con cada experiencia vivida. Estas situaciones de tensión son las que dan como resultado un estado precario del ser, entorpece la salud emocional debido a la disminución de la energía de la persona. El bloqueo restringe su motilidad al reducir el movimiento de la musculatura y limita su autoexpresión.

Al suprimir los sentimientos y emociones, la persona porta una máscara, adoptando un papel acorde con las exigencias implícitas o explícitas de la familia y la sociedad en que se mueve, perdiendo autenticidad y el sentido del ser.

Al reconocer que el cuerpo es la persona, su salud tiene que estar reflejada en el cuerpo.

El Análisis Bioenergético, también conocido como Bioenergética o Terapia Bioenergética, es una psicoterapia que trata a la persona en su totalidad: Corporal, emocional y mental.

Cuando una persona arrastra viejos conflictos sin resolver, viejas heridas inconscientes, su mente, su cuerpo y su vida emocional se vuelven rígidos, a fin de defenderse del dolor.

Si la rigidez llega a ser excesiva, o si el conflicto desborda las defensas de la persona, aparecerán los síntomas: la angustia, la depresión, dificultades sexuales, falta de alegría y placer en la vida y en las relaciones con los demás, incluso enfermedades psicosomáticas.

La verdadera curación, sostiene Lowen, procede del interior de la persona y no de una fuerza externa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: